Sin categoría

LA GRAN BATALLA CONTRA LUCIFER

.
LA GRAN BATALLA CONTRA LUCIFER
El camino del Hijo del Hombre hacia Lucifer y la lucha contra él.
Recibido por inspiración especial

[…] Y llegó un momento en que el Hijo del hombre tenía que darse cuenta de la gran golpe contra Lucifer. En silencio y aisladamente vivía él con María y algunos que él confiaba plenamente.

Una grave lucha se preparaba, la gran lucha contra Lucifer.

Los enteos se estremecían, la naturaleza estaba como que estaba reacia
y aguardaba la hora en que el mal debía ser encadenado con un golpe.

Una tensión se difundía sobre la Tierra,
como en aquella época en que los seres humanos asesinaron al Hijo de Dios.

Estaba opresivamente silencioso.

Los guardias enteales en Walhala llamaban a la lucha.
Ellos salieron como para cazar.
Tempestuosamente ellos pasaban por encima de la Tierra,
acosaban a los espíritus sombríos sobre los pantanos
y los charcos e impelían lo que era turbio, mal e impuro hacia abajo.

Corceles con valientes caballeros pasaban muy rápidamente por las nubes.
Los perros ladraban, innumerables legiones se lanzaban combatiendo a las brujas
y los monstruos que se encogían y se escondían miedosamente.

Ellos se mostraban como fantasmas sombríos,
oscuros y deshechos que se habían elevado a lugares a los que no pertenecían.

Así se abría ante el Hijo del Hombre un camino claro y abierto,
flanqueado por campos verdes y frescos. Este sería para conducir, Él y María,
hacia abajo, a una distancia silenciosa, extraña y erma.

No era oscuro, pero tampoco estaba claro y parecía que todo alrededor dormía.
El valle de los campos se estrechó, ni una flor florecía y ningún pájaro cantaba.
El camino, que se hacía cada vez más estrecho,
conducía suave e imperceptiblemente hacia abajo.

A las distancias se erguían montañas rocosas,
cubiertas con una hierba oscura y sobre ellas se distendía un cielo color de plomo,
que se asemejaba a un paño rígido, sin vida.

Todo esto comprimía fuertemente hacia abajo.
Se volvía más sombrío y las sombras se arrastra desde las profundidades,
que se condensaban imperceptiblemente. El tono grisáceo se puso negro.

Y siempre más estrecho se convertía el valle,
cada vez más oscuras las sombras y cada vez más truenas las montañas.

Una niebla se elevaba de una fuente que brotaba negra de la tierra
y burbujeaba echaba grandes burbujas.

Un gran monstruo, semejante a un sapo, miraba de allí,
el cual con patas de batranque quería ir más allá de la orilla del manantial,
intencionando agarrar las vestiduras claras de María.

En eso parecía como si también esas sombras quisieran elevarse de él.

Parte del Capítulo Los testimonios de los acontecimientos de la Luz
( Zeugen des Lichtgeschehens )

Publicó el primer volumen de la obra Estela de épocas pasadas
( Verwehte Zeit erwacht – Banda 1-1935 ).

(Continuará)

https://svdcomplementos.blogspot.com/2018/01/a-grande-batalha-contra-lucifer.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s